Inicio Quienes Somos Servicios Documentos Galeria de Imagenes Videos Contacto
 
Quienes Somos
 
 
......
......
......
......
......
......
......
......

La importancia del Perito

 En la jerarquía de las especialidades médicas, el médico forense (o médico legista o perito médico cuando ingresa ya a un proceso judicial) ocupa un lugar prominente, sus conocimientos resultan de la afluencia de numerosas disciplinas científicas y su función en la sociedad está más allá de la conservación de la vida física de sus semejantes.

El perito forense tiene un rol fundamental en el proceso judicial, debido a que son las pruebas periciales medico forenses, las que sostienen la responsabilidad o no en la comisión de un hecho delictivo; especialmente hoy en día con la implementación de la del Nuevo Código Procesal, el perito pasa a ser elemento protagónico porque el juicio oral presenta una dinámica en la cual solo un perito experimentado puede apoyar en la solución del caso.

Nuestros casos son estudiados siempre en equipo (luego de la primera consulta); el equipo mínimo es un perito asesor-consultor y un perito ejecutivo, quien es responsable del caso y de su sustentación en juicio, de acuerdo con el contrato que se suscriba. Los casos que requieran la participación de más especialistas, necesitan el visto bueno del cliente para diseñar el nuevo equipo, de acuerdo con sus posibilidades financieras.



La función del médico forense es delicada, valiosa y trascendental. Su responsabilidad es muy vasta y comprende una serie de valores que van más allá, de la enfermedad y aun de la muerte. Esos valores son la libertad, el honor, la vida civil. El médico cirujano asistencial puede curar una enfermedad, evitar una dolencia, atenuar una imperfección, prolongar una existencia y triunfar momentáneamente sobre la muerte orgánica. Pero el médico legisla (o forense en su versión anglosajona) puede evitar una pena injusta que es peor que una dolencia física; salvar el honor de un acusado, lo cual vale más que el librarse de una enfermedad dolorosa; evitar el despojo de un incapaz; en fin, puede evitar la muerte civil, que es inmensamente más trágica que la muerte física.

Sin temores, sin complacencias, sin desfallecimientos; insensible a los halagos o las amenazas y ajeno a las pasiones o a los intereses que se agitan entorno a los asuntos sometidos a su consideración, el perito médico (que es el forense que ingresa a un proceso judicial), debe vivir siempre en la verdad y defender lo que él sabe cierto y justo. Nunca debe olvidar que "ciencia sin conciencia no es más que ruina del alma"


© Medicina Forense Perú
 
por Avisonauta.com